El Poder y la Gloria – Graham Greene

Más vale un pecador…

Ambientada en un remoto estado sureño de México, El Poder y la Gloria fue escrita poco después que Graham Greene (1904-1991) visitara ese país. El protagonista, sin nombre, es un borracho que ha tenido una hija de una campesina y es también el último cura que huye de las autoridades revolucionarias. Va de aldea en aldea confesando y dando la Comunión, pero al saber que el Teniente, su perseguidor, ha comenzado a tomar rehenes para encontrarlo, enfrenta el principal dilema de su vida: “Si los dejaba, estarían a salvo y libres de su ejemplo. Pero era gracias a él que recibían a Dios en sus bocas. ¿No era entonces su deber quedarse, aun si ellos lo despreciaban, aun si a ellos los asesinaban por su culpa?”.
Greene describió El Poder… como su única novela de tesis, pero aun cuando el tema cristiano y el simbolismo teológico -el Bien y el Mal, el Pecado y la Gracia- sean evidentes, nada hay más alejado de la retórica de esa clase de literatura que esta obra, donde la técnica cinematográfica, la velocidad de la acción y el arte narrativo del autor inglés alcanzan su punto más alto. Los orígenes del Pater Whisky, quien encarna el ministerio sacerdotal en tan aciagos momentos, se hallan en títulos anteriores y en la niñez del escritor, pero él ha dicho que no vio motivos para que un hombre fuera diferente de su función, ya que podía ser un excelente sacerdote, mientras permanecía siendo pecador.

Como en todos sus grandes libros, Greene combina un ojo agudo y penetrante, una mirada a menudo burlona, versatilidad y una profunda, desgarrada, lacerante preocupación por los cuerpos y los espíritus de la humanidad, para cimentar su estructura novelesca. Como artífice superior y enemigo jurado del aburrimiento y de los escritores aburridos, en El Poder… arrastra de inmediato a los lectores a ese mundo aparte, que es el mundo literario suyo, creado a partir de caracteres convincentes y absoluta claridad.

La enorme producción de este prosista y su amplísimo rango tienden a nublar la percepción de él como uno de los grandes maestros del género novelístico. Sin embargo, la cualidad altamente distintiva, perfectamente reconocible de su estilo, se encuentra también en las brillantes variaciones de formas populares -el thriller y el relato policial- a las cuales llamó entertainments, ejemplificadas en El tren de Estambul, Nuestro hombre en La Habana, El Ministerio del miedo y muchos otros volúmenes.

El Poder… no pertenece a tal categoría -como tampoco se hallan ahí El revés de la trama y Un caso acabado-, y no podía ser de otro modo en una historia en la cual Dios y el diablo luchan encarnizadamente por el alma humana. Pero el ritmo del libro y su implacable dinámica deben mucho al suspenso, la tensión y la espontaneidad de las novelas detectivescas.

Como pocos escritores modernos, Greene llevó a la perfección el punto de vista narrativo que elimina al autor, que liquida al escritor omnisciente del siglo XIX. En El Poder… ello es manifiesto, pues sólo los personajes importan, ocurriendo el milagro de que su creador termina aboliéndose a sí mismo en tanto mediador literario. Así, el Teniente que arrincona al cura es retratado como un furioso idealista y un buen hombre; el Mestizo, quien lo engaña cual Judas, tiene sus razones, y el Gringo asaltante de bancos se niega a recibir la extremaunción, pese a ser creyente.

El Poder y la Gloria sigue siendo una expresión suprema de la novela contemporánea 60 años después de su publicación. Y en ella Greene probó, una vez más, que lo culto y lo popular pueden conjugarse para producir obras maestras.

Anexo

El Poder y la Gloria Graham Greene. Andrés Bello, 245 páginas Un cura huye de las autoridades de la Revolución Mexicana y enfrenta el dilema de salvar almas o salvar vidas.
Graham Greene (1904-1991) es uno de los más insignes escritores ingleses del siglo XX.

C.Marks

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *